Menú

Introduce tus datos y empieza a disfrutar de todas las novedades y ventajas de Mi Primer Cola Cao®

Introduce tus datos para acceder a Mi Primer Cola Cao®

Introduce tu email y recibirás un enlace para restaurar tu contraseña

Introduce una nueva contraseña para acceder a Mi Primer Cola Cao®

Desarrollo

Volver

¡Orden en la sala!

Educar en el orden ayuda a que tus hijos se sepan organizar mejor, distingan lo importante de lo prioritario y disfruten más de la vida.

¡Orden en la sala!

El orden no es un capricho ni siquiera un hábito secundario para que el hogar luzca más bonito. Educar en el orden ayuda a que tus hijos se sepan organizar mejor, distingan lo importante de lo prioritario y disfruten más de la vida.

Por María Díaz, educadora de la Fundación Pere Tarres

Cuando animas a tus hijos a ordenar su habitación, al tiempo y casi sin quererlo, les estás enseñando a ordenar sus ideas, su pensamientos y su vida. De los 2 a los 6 años es el mejor periodo sensitivo para asentar hábitos como el orden, pero siempre se está a tiempo. Así que, ¡manos a la obra!

Qué necesitas para ordenar

Asignar a cada cosa su lugar y poner etiquetas. Si en su habitación encuentran un cajón donde pone construcciones –o con una foto de estos juguetes–, las piezas de este juego tienen que estar aquí, no en ningún otro sitio. Los lápices en la caja de los lápices, ceras en las suya, ropa de las muñecas en el cestito con su rótulo… para ordenar cada cosa ha de tener su lugar bien definido.

 

Cuándo ordenar

Según se va desordenando. Los niños tienden a ir sacando juguetes según van cambiando de juego, sin recoger los que ya han utilizado antes. El objetivo, como padres, es hacerles ver que, cuando algo ya no se va a utilizar porque se cambia de juego, donde mejor está es recogido, para que no estorbe en el siguiente juego. Lo que definitivamente no vale es ordenar a última hora del día y deprisa y corriendo para poder meterlos en la cama después de quitar todo el maremágnum de ropa y juguetes que hay regado por toda la habitación. Y es importantísimo que, una vez colocado todo, les hagas mirar bien su obra y comparar con lo que había antes… el orden entra por los ojos.

 

No olvidéis reciclar y hasta tirar

Seguro que tus hijos, como la mayoría de los niños son grandes acumuladores de cosas. No importa que lleven dos años sin coger una muñeca, justo cuando propones regalarla, reciclarla o enviarla a alguna ONG se convierte en un recuerdo fundamental para ellos del que no pueden prescindir… Si en el orden es básico el ejemplo en el reciclado, también. Que vean cómo te deshaces de tus cosas cuando ya no las necesitas, cómo 'heredas' ropa de tus familiares, cómo los juguetes se van pasando entre primos o compañeros es básico para que esté listo para dar y tirar.

 

Pero recuerda que la mejor forma de educar en el orden es siendo ordenado. De nada sirve insistir mucho en que los niños tengan su habitación perfecta si las demás estancias de la casa no están ordenadas. ¿Y para terminar? Un achuchón, un “gracias por ser tan ordenado” o una felicitación que les deje claro que el esfuerzo merece doblemente la pena.